Turismo rural en San Tirso de Abres, Asturias
Casas Rurales, Hoteles, Turismo activo y Restaurantes en Asturias

San Tirso de Abres, Asturias

+

Información sobre San Tirso de Abres, Asturias:

San Tirso de Abres se dedica principalmente a la agricultura, tiene también algunos talleres de artesanía donde se fabrican madreñas, calzados, cuchillería y muebles. El Llano, capital del concejo, es centro urbano donde, al lado de viejas edificaciones, surgen renovadas viviendas. Centro de importante reunión para aficionados a la pesca, pues el río Eo es rico en trucha y salmón.

Pertenece a la Comarca de Los Oscos junto con los concejos de Santa Eulalia y Villanueva, zona de antiguas tradiciones vinculadas al aprovechamiento de los recursos de esta tierra de verdes valles y ríos.

De su zona más fértil hay que mencionar al río San Martín o Candal, afluente del Agüeira. Aparte de todos estos ríos, San Martín es tierra de numerosos arroyos y riachuelos que fueron aprovechados tiempos atrás en molinos y ferrerías.

Destacan os bosques de castaño, robles y pinar los de mayor presencia en el concejo. Sus zonas meridionales presentan un terreno mucho más fértil y cultivable, produciéndose cereales como el trigo, centeno y maíz, además de buenas cantidades de patatas.

Dentro de las manifestaciones artísticas del concejo hay que empezar hablando de los castros hallados en San Tirso, concretamente el Croas de Castro, el Croas de Eilale y el de Salcido, y que nos muestran una interrelación entre ellos en cuanto a la explotación del terreno. Así el primero se dedica a la labor agrícola, el segundo a la extracción de hierro, y el último a la extracción y transformación del mineral.

En relación con su arquitectura religiosa encontramos la Iglesia Parroquial de San Salvador. La nave lateral está presidida por un altar de piedra del XVIII en forma de hornacina rematada en frontón clásico y en cuyo centro se ubica una imagen de la Inmaculada de la época barroca. También presenta imágenes de la Dolorosa, de San Roque y un Cristo desenclavado del siglo XVII metido en una urna de cristal.

También tenemos la iglesia de San Juan Bautista, originaria del siglo XVI que aparece asociada al palacio de Amaido. Actualmente, su retablo barroco está desmantelado y en estado precario. Se conservan buena parte de las imágenes que lo componían. La capilla, de una sola nave, se estructura en dos espacios, el principal y un secundario situado tras el altar y con dos puertas de acceso a modo de primitivo deambulatorio. Aquí se halla un orificio en la pared y un mojón anclado en el suelo (pudo ser un miliario), representativos de una tradición que bien puede relacionarse con cultos precristianos: frotando una piedra en el mojón y extendiendo el polvillo en la cabeza, ésta se introducía en el orificio de la pared y tras las preceptivas oraciones, se obtenían las curaciones deseadas.

En Prado encontramos la capilla de Santa Elena, Ubicada en un tramo del camino de Santiago, cuenta con un retablo del XVII y un púlpito de madera de abedul policromo, de la misma época y de factura local.

Dentro de su arquitectura civil podemos observar el palacio de Amaido localizado en la capital y que perteneció a la familia Santisso (de ahí viene el nombre del concejo, de este patronímico) y Aguilar. Es una construcción cuadrada con varios adintelados, con tres pisos y artesonados de castaño y roble de gran valor artístico.

También en la capital tenemos el palacio del condado de Altamira, más conocido como O Pacio, que fue construido en el siglo XVI. Posee dos pisos y está realizado en mampostería de pizarra que se articula como espacio central de dos plantas flanqueado por dos torres cuadradas de tres pisos cada una. En la torre sur se observa rastros de existencia de una puerta con arco de medio punto a la que se accedía por una escalera exterior.

En Lourido encontramos la casa do Estribano, que presenta una entrada porticada a base de un portón adintelado y con una cubierta pizarrosa que da acceso a la entrada de la casa propiamente dicha. La escalera por la que se accede desde el exterior a la cocina está realizada en castaño y forma un pequeño corredor ante la puerta de entrada. La construcción está, realizada en paramento de pizarra y presenta una estructura cuadrangular. Todo el espacio se articula en dos plantas, la inferior se dedica a cuadras y la superior a la vivienda de personas.

La casa de Brea situada junto a la iglesia Parroquial presenta una torre de dos pisos rematados con cubiertas pizarrosas de cuatro aguas y un friso corrido con orificios cuadrados destinados a las palomas.

Casas Rurales, Hoteles y Apartamentos de turismo rural en San Tirso de Abres, Asturias

+

    La aldea de Matela pertenece al concejo asturiano de San Tirso de Abres, en la co ...

+

Los Apartamentos Los Castros se encuentran en un hermoso valle atravesado por el río Eo, fron ...

+

La Casona Amaido, es una Casa de Aldea,  de tres Trisqueles, por habitaciones en la especialida ...

¿Quieres llegar a mucha más gente? ¿Quieres que tu negocio aparezca en nuestro buscador?

Si crees que necesitas publicidad realmente efectiva pincha aquí y te explicamos

ANUNCIARSE AQUÍ