Turismo rural en Castropol, Asturias
Casas Rurales, Hoteles, Turismo activo y Restaurantes en Asturias

Castropol, Asturias

+

Información sobre Castropol, Asturias:

Castropol cuyas tierras se extienden a lo largo de las orillas de la Ría del Eo ofrece muy distintas perspectivas según desde donde se divise: aislada entre las aguas de la ría, con el mar de fondo, a los pies de las montañas del interior asturiano o entre los verdes prados y pinares de los alrededores. Y, por dentro, sus calles y edificios se colorean con una increíble variedad cromática, en la que se alterna ocres, grises, verdes y blancos bajo un sobrecogedor silencio.

Desde Castropol es inevitable acercarse a Figueras. Los astilleros aún albergan cierta actividad. Figueras fue coto y ayuntamiento independiente a principios del siglo XIX. Playas como las de Peñarronda y Arnao hacen de este un paisaje costero digno de admirar.

Se puede practicar en este lugar la pesca de lamprea, angula y trucha. Referente a la gastronomía, se puede degustar en temporada el salmón, la trucha, el reo y las exquisitas angulas.

El concejo de Castropol está dividido en 9 parroquias rurales:

Balmonte
Barres
Castropol
Figueras
Moldes
Piñera
Presno
Seares
Tol

Este concejo tiene un rico patrimonio tanto de tipo religioso como de carácter civil, localizados en sus diferentes núcleos. Destacaremos:

La capilla de Santa María del Campo situada en la villa de Castropol, construcción rectangular con dos cuerpos pequeños laterales. Se salvó del incendio que en 1587 arrasó la villa. Lo más destacado es su fachada marcada por contrafuertes, con puerta de arco de medio punto y sobre ella tres mascarones y la lápida fundacional. Tiene un retablo del siglo XVIII.
La iglesia parroquial de Santiago Apóstol, de finales del siglo XVI presenta una estructura de tres naves, la principal más alta y ancha separada por columnas y con bóveda estrellada. Tiene un añadido de una torre del siglo XIX, con cubierta de pizarra y rematada con una aguja. El templo conserva un conjunto de retablos barrocos de los siglos XVII y XVIII.

El palacio de Valledor. Edificio en forma de “U” con patio rectangular, con dos pisos, en el inferior está la puerta con arco de medio punto entre pilastras y sobre ella el escudo. El palacio es del siglo XVI y tiene una capilla adosada del siglo XVIII.

El palacio de Santa Cruz del Marcenado, antes del Montenegro, tiene en uno de los ángulos una torre antigua cuadrada y almenada. Su estructura es de tres alas en forma de “U”. La portada principal está realizada en piedra y el resto revocado, tiene un amplio vano de medio punto con grandes dovelas decoradas con óvalos a los lados y columnas con capital jónico. A un lateral una capilla con un bonito retablo barroco, dedicado a la Inmaculada.

Villa Rosita, construida en varias fases y luego fue ampliada y reformada. Tiene una torre con gran zócalo para igualar el terreno, rematada en almenas y en sus esquinas cuatro gárgolas. En el siglo XX se le añadieron dos miradores de madera. En la fachada principal, la puerta está marcada por dos grandes pilastras acanaladas que parten de un alto podio.
El monumento a Fernando Villamil obra del escultor Cipriano Folgueras, está hecho de piedra y bronce. Sobre una alta base se levanta el cuerpo del marino, detrás hay una mujer que es la representación alegórica de la patria. Sobre la base una columna gigantesca con la bola del mundo y sobre ella un genio alado.

La iglesia parroquial de San Esteban de Barres, su estructura es de nave única con dos capillas y pórticos laterales. Tiene puerta con arcos de medio punto que está realizada en piedra. Tiene una capilla en el lado sur, creada en honor a su patrón San Pedro, está hecha por las gentes marineras y pescadoras. Tiene un retablo barroco de tres calles separado por columnas salomónicas, con las imágenes de San Pedro, San Telmo y la Inmaculada.

El palacio de los Pardo Donlebún o de los condes de Trenor en Figueras, con dos cuerpos simétricos a ambos lados de la torre, son rectangulares y almenados. Fue construido en el siglo XVI, con varios añadidos. La puerta es adintelada con canceles de hierro, con dos torrecillas sobre las que están los escudos familiares.

El hotel Peñalba, es un ejemplo de la arquitectura art nouveau. Construido por una mujer indiana como casa de verano. Es de planta rectangular con torrecillas circulares, con grandes miradores y terrazas en tres de sus fachadas, decoradas con formas vegetales. Todo el interior se distribuye en torno a un patio central cubierto con cristalera que hace el papel de lucernario. En los últimos años el edificio ha sido restaurado, teniendo un amplio jardín con esculturas modernistas.

Casas Rurales, Hoteles y Apartamentos de turismo rural en Castropol, Asturias

+

   Los apartamentos rurales El Campo (Castropol) se situan en una finca privada que se alz ...

+

    Apartamentos rurales El Cristo . Se trata de un lugar ideal con amplios horizonte ...

+

    Cerca de todo y lejos de nada. Con espacio propio alrededor de la casa, tanto los ...

+

MENCION ESPECIAL DE CALIDAD DE CASONAS ASTURIANAS.

El antiguo pajar de una casa de labor ...

¿Quieres llegar a mucha más gente? ¿Quieres que tu negocio aparezca en nuestro buscador?

Si crees que necesitas publicidad realmente efectiva pincha aquí y te explicamos

ANUNCIARSE AQUÍ